aaaaaaaaaaa
Avatar

¿Cuánto cuesta un reportaje de boda?

Ahora que comienzan a llegar las solicitudes de presupuesto para los reportajes fotográficos de boda del próximo año, me apetece hablar de cuál es el trabajo que hay detrás de un reportaje de este tipo. Entiendo que las parejas que empiezan a informarse para contratar a un fotógrafo, se sientan algo confusas al comparar la disparidad de precios que comienzan a recibir.

Para aclarar un poco las dudas, les voy a hablar de cual es el trabajo y el tiempo que ocupa un reportaje y el porqué de su valoración económica.

¿Cuánto cuesta un reportaje de boda?

Los aspectos tangibles

  • Estar dado de alta como autónomo y ofrecer de esta manera todas las garantías al cliente.
  • Las horas de trabajo. En mi caso y salvo raras excepciones, permanezco realizando un reportaje una media de 12 horas.
  • Las horas de trabajo después de la boda. Una vez acaba todo, comienza el trabajo de procesado de imágenes y diseño del álbum y todo ello, puede llevarme hasta una semana.
  • El coste del álbum de fotos. Solo trabajo con fábricas de calidad y eso, claro está, hay que pagarlo.
  • La limitación de fechas. Por más que quiera trabajar, los fines de semana son los que son, y prácticamente todas las bodas se celebran en fin de semana. Además se suelen concentrar en los meses de verano, lo que hace que mi capacidad de crecimiento como empresa tenga techo. Este año tengo días en los que he recibido hasta 9 solicitudes de contratación para una misma fecha. Como se imaginan, solo puedo hacer un reportaje.
  • La utilización de cámaras y objetivos de primer nivel y el desgaste de estos.
  • Marketing. Se pueden hacer muy buenos trabajos, pero si nadie lo sabe, jamás podrás venderlos. Para solucionar esto, es necesaria una importante inversión publicitaria.
  • Mantenimiento y actualización de la página web.
  • La asistencia a ferias y congresos.

Los aspectos intangibles y los valores añadidos

La realización de un reportaje de este tipo, lleva implícita una serie de aspectos que difícilmente se pueden valorar, pero seguro que al leerlos te harás una idea del peso que tienen dentro del presupuesto final.

  • La responsabilidad de fotografiar algo que no se puede repetir. Solo hay una oportunidad y no se puede fallar, lo cual carga de presión al fotógrafo.
  • El caché de cada profesional. Al visitar las distintas webs y comparar, te harás una idea del valor artístico del trabajo de cada fotógrafo. Los años de experiencia, aprendizaje y el talento de cada uno, aumentarán la cantidad final puesto que todas esas virtudes estarán a tu servicio.
  • El servicio personalizado y la atención al cliente. No es lo mismo tratar con una gran empresa que te envíe al fotógrafo de turno ese día, que alguien que desde el primer momento esté pensando por y para tu reportaje.
  • El estrés que produce la realización de un reportaje a contrarreloj donde todo el mundo reclama su tiempo e intenta restarlo del trabajo del fotógrafo.
  • La capacidad de ser creativo e innovador en los momentos de más presión.
  • El tiempo invertido en estar al día de las últimas tendencias para ofrecer siempre lo más novedoso.

Ya tenemos todos los ingredientes
A partir de aquí, intenta hacerte una idea del precio que estarías dispuesto a pagar por el trabajo de un profesional que se va a encargar de ofrecerte todo lo anterior.

Si quieres saber si tu valoración coincide con la mía, escríbeme y te haré llegar un presupuesto para el reportaje fotográfico de tu boda.

Hasta pronto