aaaaaaaaaaa
Avatar

Fotógrafo de bodas, 10 consejos para elegir bien y evitar el desastre.

Aprovechando la celebración de Feboda en el recinto ferial de Tenerife, resumo en 10 consejos algunos aspectos básicos que te serán de utilidad a la hora de acertar con las fotos de tu boda.

Ya la época de contratar al amigo que tiene una cámara ha pasado. Por suerte, tienes la posibilidad de ver los trabajos de muchos profesionales dispuestos a hacerte un gran reportaje, eso sí, hay que saber elegir.

La opinión de un fotógrafo de bodas de Tenerife

El fotógrafo de bodas ha estado siempre visto como un profesional común y poco valorado. Durante los últimos años, estos se han reinventado y las nuevas generaciones presentan propuestas creativas, frescas y originales.

A todo ello han colaborado los novios y novias que van a casarse y que se han desabrochado el corsé de la tradición y el protocolo, y han empezado a ver el día de su casamiento como una celebración donde existe margen para diversión dejando atrás los convencionalismos.

Veamos que puedes hacer para dar en el clavo

1. ¿Fotos de boda originales o tradicionales?

Lo primero que tienes que hacer es buscar un profesional que trabaje de una forma adecuada a tus gustos. Visita sitios web y revisa portafolios hasta que des con alguien cuyo trabajo te llame la atención.

Es muy importante que sepa escucharte y conocerte para poder conseguir lo que buscas en tus fotos. Huye de lo convencional, te animo a que busques a un fotógrafo que sepa innovar y que esté al tanto de las tendencias fotográficas actuales, pudiendo ofrecerte un reportaje de boda original.

Novio cantando con el ramo de la novia

2. Flexibilidad

Para empezar a hablar debes saber si tu presupuesto es compatible con la demanda del fotógrafo y si no es así, pregúntale si el está dispuesto a variar su forma de entregar el trabajo ajustándose a tus necesidades.

Si decides hacer tú mismo el álbum de boda, un audiovisual o una galería web, y si es un profesional debe estar abierto a estos cambios.

La preboda o la postboda son una opción a tener en cuenta de cara a completar un buen reportaje, así como la posibilidad de hacer una sesión en casa de la novia o el novio o incluso ambos.

Estas opciones deberían estar dentro de los servicios del fotógrafo.

3. ¿Cuánto me gasto?

Es muy tentador aceptar el presupuesto más barato. Una boda acarrea muchos gastos y si hay que recortar, normalmente la cuerda se rompe por el lado de las fotos.

Mi consejo en este caso es que des prioridad a la calidad, sé que es lo que siempre se dice, pero el reportaje fotográfico será lo único que va a perdurar en el tiempo. El magnífico banquete, la tarta, o los fuegos artificiales, son efímeros. Unas buenas fotos te llenarán de grandes recuerdos para siempre.

4. Queda antes de la boda

Una vez hayas decidido qué tipo de fotógrafo de bodas quieres, pídele que te enseñe una muestra de sus trabajos anteriores. No es lo mismo ver un álbum de bodas en una web a tamaño reducido que uno impreso.

En esta toma de contacto podrás ver las calidades del producto y comprobarás si hay “feeling” antes de seguir adelante.

Para aumentar las posibilidades de éxito, es necesario que haya “buen rollo” entre los tres. Imagina que el fotógrafo elegido no te cae bien, su carácter no va contigo o simplemente el día de tu boda aparece un desconocido porque el estudio trabaja con varios y ese día manda al primero de la lista, tienes muchas papeletas para que la cosa no salga bien.

5. Si puedes, cásate de día

Aunque no lo parezca, éste también es un consejo fotográfico.

La luz es la materia prima del fotógrafo y en Tenerife tienes unas condiciones magníficas para casarte de día.

De esta manera libras al fotógrafo de tener que utilizar flash en todas las tomas, pudiendo darle más libertad de movimientos y ofreciéndole la posibilidad de arriesgar con encuadres que de otra manera serían imposibles.

Además, las imágenes serán más espontáneas puesto que no será necesario prepararlas.

Paraja de recién casados felices

6. Di sí a los previos

Durante las horas previas se viven momentos intensos de gran valor para el reportaje y que agradecerás cuando lo veas terminado.

Da tu permiso para que pueda estar contigo mientras terminas de vestirte y maquillarte, alguna de mis mejores fotos de bodas las he tomado en esta situación, los nervios previos, la emoción de algún familiar cercano, los detalles que luego pasan desapercibidos… se dan situaciones únicas que no se repetirán avanzado el día y tienes que aprovecharlas.

7. Pregúntale como trabaja

Está bien que te intereses por su método de trabajo, como se mueve en el lugar de la celebración, qué equipos monta, si lleva o no ayudantes, si es de noche, como piensa iluminar, en resumen, que te cuente cómo va a afrontar todo el reportaje.

Esta información te servirá para que sus movimientos cuando esté trabajando te resulten familiares.

8. Déjate asesorar

Una vez que tomes la decisión y hayas puesto tu confianza en un profesional, escucha sus consejos y déjate asesorar. Su experiencia es muy importante a la hora de orientarte para que todo salga bien, ahora son un equipo y toda colaboración entre sí es poca.

Postboda en la playa con tablas de surf

9. Firma un contrato

La palabra contrato echa muchas veces para atrás, pero ten en cuenta que no es más que un documento que asegura que vas a recibir el trabajo con unas características concretas y en el tiempo acordado y por otro lado, ofreces la garantía al fotógrafo de que vas a hacer frente a tu compromiso de pago.

Asegúrate de que en ese documento se recojan los puntos más importantes:

  • Precio del reportaje / Cantidad a cuenta
  • Descripción detallada del trabajo
  • Fecha de entrega
  • Hora de comienzo y hora de finalización
  • Nombre del fotógrafo (Evita las subcontrataciones)

10. Disfruta de tu boda

Este último consejo es el más importante.