aaaaaaaaaaa
Avatar

La invasión del fotógrafo Facebook

A estas alturas nadie pone en duda la enorme evolución que ha supuesto el hecho de que casi todo el mundo pueda llevar una cámara de fotos en el bolsillo.
Como todo el mundo sabe, la mejor cámara es aquella que llevas siempre encima, puesto que te permite capturar la imagen justo cuando lo necesitas, y en esto, los móviles con cámara o smartphones, son imbatibles.

Otra cosa es que esta nueva horda de fotógrafos aficionados ocasionales aprenda que, a veces, no hay que ser de gatillo tan fácil y hay que analizar el contexto antes de abrirse paso con los codos a por su preciado tesoro. Yo lo llamo “la invasión del fotógrafo facebook”

Reportajes de boda, abriéndome paso para poder trabajar

Y comento esto porque lo que al principio era una anécdota, pocos invitados con cámara a los que incluso les daba indicaciones para mejorar su foto, ahora se ha convertido en un problema, por lo menos desde el punto de vista de los fotógrafos de boda.

Recientemente, en uno de mis últimos reportajes, presencié atónito como una novia dispuesta a llegar al altar, tuvo que ir apartando con las manos todos los teléfonos que salían a su paso y que le impedían avanzar a través de la iglesia. Una imagen lamentable que arruinó un momento muy especial e irrepetible.

Invitados arruinando el plano al fotógrafo en una boda

El afán desmedido por hacer una foto o un video a los novios y ser el primero en subirla a redes sociales, (en ocasiones sin previo consentimiento de los novios) interfiere de manera directa en el trabajo del fotógrafo profesional que los novios han contratado, y en consecuencia, en el trabajo final que debemos entregar a la pareja.

Esto quiere decir que mientras te agolpas delante del fotógrafo, con la loable intención de enseñar lo que tu consideras una bonita foto a tus amigos en las redes antes que nadie, estás entorpeciendo la labor del profesional y al mismo tiempo, estás colaborando a que los novios que te han invitado a su boda, reciban un trabajo de peor calidad, en algunos casos, perdiendo alguna foto que puede ser importante para ellos ¿o piensas donar la foto que has hecho con tu móvil para su álbum de boda?

En el siguiente video pueden ver un pequeño reportaje donde tratan el tema, y se puede apreciar como los invitados e invitadas se pasean por donde les apetece sin mostrar un mínimo de respeto por la ceremonia, ni por los novios, ni por supuesto por los profesionales que allí están trabajando.

 

 

En ESTE ENLACE, el fotógrafo de bodas Thomas Stewart, trata el tema causando un gran revuelo en las redes sociales.

Momentos para que los invitados hagan o se hagan fotos con los novios a lo largo de una boda hay de sobra, solo hay que saber elegirlos, es una cuestión de respeto.