aaaaaaaaaaa
Avatar

Nuria y James – Finca Mac-Kay

A lo largo de cada año realizo una cantidad enorme de reportajes, lo que hace repita el escenario de trabajo y a veces eche de menos explorar nuevos rincones. La boda de Nuria y James fue un regalo inesperado e ilusionante ya que, tanto el lugar de la ceremonia como el lugar de celebración eran nuevos para mi, y eso me encanta. Para añadir más ingredientes , James es inglés y la mitad de los invitados viajaron hasta Tenerife para acompañarles, en esta boda celebrada mitad al estilo canario y mitad al estilo inglés.

Taganana nos regaló una tarde despejada y soleada que allanó el camino. Además, el cura poco acostumbrado a celebrar reportajes de boda por lo remoto del lugar, nos trató a todos como uno espera de un cura, con cariño y amabilidad, y eso no siempre se puede decir.
La actitud de Nuria y James fue lo mejor de todo. Naturalidad, simpatía, muchas ganas de casarse y mucho, mucho amor. Creo que se besaban cada minuto y medio :-) Un regalo para el trabajo del fotógrafo.
Ya que estábamos en un lugar tan fotogénico, aprovechamos para hacer una pequeña sesión de fotos allí mismo. No tardamos más de media hora, ya que había que salir rumbo al lugar de celebración, la finca Mac-Kay. Otra novedad para mi y novedad agradable, puesto que tiene unos rincones muy aprovechables y diferentes entre si, lo que da más juego.
A partir de aquí, cóltel, banquete y fiesta, Nuria se comía a besos a James y viceversa.
En resumen, un día más, disfruté de mi trabajo y conocí a unas personas fantásticas.
¡Gracias por haber confiado en mi trabajo!

 

 

No pudimos imaginar mejor resumen de nuestra boda. Oliver capturó sin duda los momentos más mágicos y especiales, y el resultado fueron unas fotos preciosas, divertidas, tiernas y espontáneas.
Las fotos son el recuerdo más valioso de nuestro día, y me alegro muchísimo de haber depositado la confianza de ese trabajo en Oliver.
También agradecimos muchísimo su disponibilidad, profesionalidad y amabilidad.

El planear una boda a distancia como lo hicimos nosotros, Oliver nos los hizo muy fácil.
Mil gracias por todo Oliver

Nuria y James